Tras el concepto de 'ghosting', que hace referencia a cuando una persona deja de formar parte de tu vida sin avisar, dejando de contestar los mensajes de WhatsApp y desapareciendo sin decir adiós, llega un nuevo término para definir una situación mucho más dura.

La nueva palabra que ha surgido para hablar de un fenómeno tanto o más tóxico que el 'ghosting' es 'cloaking'. La encargada de acuñar esta nueva palabra ha sido la periodista cultural Rachel Thompson, del medio Mashable, quien se vio en la necesidad de hacerlo tras vivir una experiencia traumática.

¿Qué es el 'cloaking'?

Este término está basado en la palabra 'cloak', que significa capa. En español, la palabra 'cloaking' se traduciría como 'encubrimiento'. En concreto, hace referencia a una situación en la que, además de dejar de dar señales de vida, la persona bloque a la otra de todos los lugares posibles (redes sociales, teléfono...) con el objetivo de no tener que dar explicaciones sobre el motivo por el que ha desaparecido.

Una situación con la que, claramente, intentan evitar el conflicto, sin pensar en las consecuencias que este comportamiento pueda tener sobre la persona afectada.

En su artículo, Rachel expone ejemplos de lo que le ha sucedido a ella y otras personas de su alrededor que vieron cómo, tras mantener largas conversaciones con personas a través de redes sociales, cuando acordaban tener una cita no solo les daban plantón, si no que también acababan siendo bloqueadas de todos los lados, lo que hace imposible que puedan volver a ponerse en contacto con ellos.

"Es un acto horrible e irrespetuoso. Si has cambiado de opinión sobre una cita, ten la decencia de decírselo a la persona", indica en su artículo.