Debido a la crisis sanitaria que vive el país, el mercado de frutas, y del sector primario en general, sufre una situación de gran confusión. La incertidumbre e inactividad está afectando gravemente a los canales de venta más tradicionales, principalmente al comercio minorista de fruterías y mercados municipales, que justamente son quienes más confían en la producción agroalimentaria de nuestro país.

La concentración de la venta en grandes superficies, que en condiciones normales representa el 50% de la venta total de frutas, no tiene capacidad para compensar la cobertura geográfica y penetración del canal tradicional, y este hecho está afectando negativamente a todos los subsectores agrícolas y ganaderos nacionales.

El Plátano de Canarias, un ejemplo del nivel de incidencia de la pandemia sobre la venta de frutas

El plátano es una de las frutas más consumidas en España durante todo el año y su cobertura de mercado alcanza tanto la gran distribución como el canal tradicional, por lo que es habitualmente utilizado como referencia para seguir la situación del mercado de frutas en nuestro país.

Ante esta situación de alarma, los trabajadores del sector platanero se reivindicaban a mediados de marzo indicando que continuaban con su actividad:

 

En condiciones normales de mercado, los pequeños comercios venden el 40% de la producción de Plátano de Canarias, un sector donde el plátano alcanza cuotas muy superiores a los de la banana de terceros países, según datos de la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (ASPROCAN), por lo que el cierre de estos comercios significa un cambio drástico para el sector a corto y largo plazo.

A juicio de Domingo Martín Ortega, presidente de la asociación, "el posible incremento de ventas que se está produciendo en estos momentos en las grandes superficies no es capaz de compensar la pérdida que supone la parálisis del pequeño comercio, además del cierre del sector de la hostelería, el turismo y los comedores escolares que, aunque no suponen las ventas principales para el plátano, sí son destinos habituales de otras frutas. Es importante que el comercio minorista de frutas y hortalizas sea apoyado activamente en lo posible por los propios consumidores".

El sector primario necesita el apoyo de los consumidores, para que éstos apuesten por el producto local | laSexta.com

Paradójicamente, justo cuando desde el sector agrícola se está haciendo un enorme esfuerzo por sostener el nivel de producción adecuado y garantizar el mayor abastecimiento posible, mayores problemas existen para que los productos nacionales lleguen a los consumidores.

En este marco, se entiende que el canal de venta principal de gran distribución debería ser llamado a fomentar el consumo de producción nacional ya que de otra manera se está situando al sector primario en la disyuntiva de tener que aplicar medidas de Expedientes de Regulación de Empleo y similares cuando su actividad está demostrando ser más necesaria y estratégica.

Ahora más que nunca, el sector primario necesita el apoyo de los consumidores, para que éstos apuesten por el producto local y en esta línea desde Plátano de Canarias se ha lanzado recientemente el movimiento #YoElijoLocal, una iniciativa a través de la cual se pretende respaldar y apoyar a todo el sector primario en estos difíciles momentos.