Los hechos sucedieron en Lugo, donde un menor permanece ingresado en el hospital, tras sufrir un episodio de violencia extrema. Tras el extraño comportamiento del joven, se investiga ahora su relación con la ingesta de esa sustancia. Una droga que "todo parece indicar", por otros casos que ya se han detectado con anterioridad, que, tras su consumo, el comportamiento de las personas se vuelve "extremadamente violento", ha explicado Villanueva.

"Se está estudiando por parte de la Policía Nacional a ver cuál era, cómo se consiguió y si está en el mercado o no", ha afirmado el delegado del Gobierno, quien reconoce que, con anterioridad a este hecho, ya se habían detectado otros casos "muy esporádicos".

"Algún caso se había detectado ya con anterioridad", ha comentado el delegado, quien ha mostrado todo su rechazo al consumo de cualquier sustancia estupefaciente, y sobre todo de esta en particular. Asimismo, Villanueva ha asegurado que las administraciones están a disposición de la madre del menor para apoyarla de "manera especial" en todo aquello que sea necesario.​