Año tras año encontramos casos en los que, por descuido o por imprudencia, los dueños dejan a los perros esperando dentro de los coches en verano pese a las temperaturas abrasadoras.

Muchas son las personas que se sienten alertadas por este problema y por eso la Policía ha decidido desmentir un bulo a través de Twitter para explicar cómo no debemos actuar si nos encontramos con esta situación.

En el mensaje se puede leer que "la Policía dice que si ves un perro encerrado en un coche cuando haga extremo calor, hagas una foto y luego rompas la ventana". Y para justificar esto, continúa: "La acción de la rotura de la ventana para salvar a un animal se considera legítima en base al art. 54 del código penal que, en estos casos, reconoce el estado de necesidad".

La Policía avisa que esto es falso y pese a que "un animal puede morir en el interior de un vehículo en verano en cuestión de minutos", pide que ante esta situación, lo que hay que hacer es "llamar al 091 para que los agentes que acudan al lugar valoren qué hacer y si pudiera haber responsabilidades penales".

 

Y para intentar concienciar a los dueños del peligro de dejar a un perro dentro del vehículo, han publicado una tabla en la que se puede ver que la temperatura en el interior del vehículo puede aumentar 20 grados en 20 minutos. "Puedes perder a tu mejor amigo en solo seis minutos", alertan.