A través de su cuenta de Twitter, la Policía Foral se hace eco de la divulgación de las citadas imágenes y advierte a quienes las difunden de que "adquieren responsabilidad penal por delito contra la intimidad, recogido el artículo 197.7 del Código Penal".

 

Esas imágenes podrían haber sido extraídas del sumario del caso enjuiciado en la Audiencia Provincial de Navarra el pasado mes de noviembre, en el que cinco jóvenes sevillanos han sido juzgados por la supuesta violación en grupo de una joven madrileña en un portal de la capital durante las fiestas de San Fermín.

Los hechos fueron grabados por los acusados en unos vídeos que fueron visionados durante el juicio celebrado a puerta cerrada, excepto en las dos últimas sesiones, correspondientes a las conclusiones, que fueron abiertas al público. Una de las sesiones a puerta cerrada se dedicó a analizar siete vídeos en total con una duración global de 96 segundos, además de dos fotografías. El caso se encuentra a la espera de que se dicte sentencia.