Un 'Gran Hermano' permanente en el aula, cámaras controlando todos los movimientos de alumnos y profesores... una realidad que existe ya en otros países, como Estados Unidos o Reino Unido.

La propuesta de la Fiscalía General del Estado para instalarlas en las clases de los centros españoles La Fiscalía propone instalar cámaras en aulas para frenar los abusos sexuales a menores en colegios no ha gustado a la comunidad educativa: desde los sindicatos aseguran que es una propuesta ineficaz y contraria a las libertades.

Por su parte, el Ministerio de Educación también da la espalda a la propuesta. La ministra en funciones, Isabel Celaá, ha calificado la medida de "terrible". "No es precisamente en las aulas donde se producen las agresiones", ha apuntado.

El Ministerio Fiscal hizo hincapié en la "dificultad" de la actividad probatoria de un ilícito que se mueve "en un entorno de extrema intimidad en su ejecución" y donde existe "una connotación de vergüenza" por parte de las víctimas que habitualmente suelen rechazar la vía judicial.

Por ello, sugirió este lunes que se "podría llevar a normalizar la adopción de medidas de grabación en vídeo de espacios cerrados -como despachos, aulas-, que eviten la imposibilidad de acreditación del hecho o el que determinadas personas se vean sometidos a tan lacerantes como infundadas sospechas o imputaciones".

Cámaras en escuelas

En nuestro país, por ahora solo existen en algunos centros privados, en los públicos como en los de Boadilla del Monte, en Madrid, hace ocho años instalaron cámaras pero solo en el exterior del centro para reforzar la seguridad.

"Meter cámaras en una plaza coarta la privacidad del alumno, del profesor", indica la directora del Colegio Público Príncipe Don Felipe, María Jesús García Ramos.

Y ¿cuál sería el coste? Pongamos por ejemplo que se decidiese instalar cámaras en las aulas de un colegio de Primaria, si cada curso tuviera una media de cuatro líneas, se necesitarían cuatro por curso, un total de 24 para un colegio. "Si fuera un colegio más grande, estaríamos hablando de unos 2.100 euros más IVA", indica Moisés Patón, gerente de Teknometric.

Un control que en China llega hasta monitorear a los estudiantes con tecnología de reconocimiento facial cada 30 segundos. En Estados Unidos o en Reino Unido todo lo que ocurre en las aulas también se graba. Un control para la comunidad educativa realmente excesivo.

"En EEUU para evitar la violencia se ponen detectores de armas y de metales en las entradas de las escuelas", apunta Alejandro Tiana, secretario de Estado de Educación, "sinceramente no creo que la solución a la violencia sea esa".