Cada vez hay menos playas con mascotas. Según PACMA, menos de un centenar de las más de 3.000 playas que tienen nuestras costas permiten en verano que vayamos con animales. Por este motivo, piden el libre acceso de los perros a los arenales y que las playas sean para todos.

Espacios de diversión para bañarse, correr, jugar y donde se pueda ladrar libremente, esto es lo que pide PACMA para los perros. "Pedimos que podamos compartir la playa mucho más que tener un rinconcito arriba de 500 metros cuadrados", comentan.

Promover una convivencia con los animales respetuosa, ese es el objetivo que se persigue para que las personas puedan acudir junto a sus mascotas a la playa. En Gijón, Rota, Cádiz, Coruña, Las Palmas y Barcelona ya se han movilizado para conseguirlo.

De momento, en ciudades como Barcelona solo hay una playa donde los canes están permitidos. La platja de Llevant es la única que permite el acceso a los perros acompañados junto a sus dueños. PACMA reclama que los más de 150.000 perros censados en la ciudad de Barcelona tenga más espacios comunes, ya que esta se encuentra a cuatro kilómetros de la playa de la Barceloneta.

Un pequeño espacio vallado y totalmente equipado que funciona desde hace tres años, los usuarios lo agradecen, pero no lo ven suficiente. Algunos dueños de estas mascotas nos comentan que faltan más zonas de playa a las que poder acudir junto a ellos: "Se agradecería si hubiese más espacios para ellos".

Ampliar estas zonas de recreo también podría solucionar la preocupación de muchos, para que así nuestros mejores amigos puedan tener un verano refrescante, y es que no hay que olvidar que estos pequeños peludos se convierten en un miembro más de la familia para los que es indispensable poder tener zonas habilitadas en las que poder disfrutar junto a ellos.