Los pisos que se ofertan en el portal Idealista siguen generando sorpresas entre los usuarios. A la vivienda sin baños ni habitaciones por la que llegaron a pedir casi 100.000 euros, al estudio de 24 metros cuadrados en Barcelona por el que había que pagar 865 euros de alquiler o la vivienda sin construir que cuesta 250.000 euros, ahora se le suma otra venta: un piso de 101.000 euros visiblemente deteriorado por la humedad.

Como se aprecia en la página web, en las fotografías nada parece chocar al principio. Un edificio sin amueblar, con paredes blancas y lisas. Sin embargo, conforme se avanza en las instantáneas, la estampa va a peor: especialmente en el salón, donde se ve cómo las paredes aglutinan restos de humedad y moho, alcanzando un color amarillento y casi verdoso.

También sucede lo mismo con otras zonas de la casa, como el baño y la cocina, aunque en algunas fotografías sí aparece con humedades y en otras no. En total, según la oferta, esta vivienda cuenta con 48 metros cuadrados de espacio. Se sitúa en la calle Arechavaleta, en el distrito madrileño de Villaverde.

Una vez más, diversos usuarios en redes sociales han mostrado su indignación por las condiciones de la oferta, mezclada con la habitual ironía que caracteriza a Twitter: "Si eres aficionado a la química y quieres crear tu propio laboratorio de penicilina, este es tu zulo! Disfruta de este quimicefa edición zulista y podrás abastecer a toda la ciudad de moho recién cosechado", escribe la cuenta @elzulista.

 

"Apto también para biólogos. Seguro que hay se encuentran formas vida todavía no descubierta en la tierra", escribe otro usuario, mientras que una cuenta lanza de forma sarcástica que, "con ese moho, nunca te sentirás solo". Son tales las comparaciones que hay quien hasta ve un queso en las fotografías: "Lo que siempre he querido: vivir dentro de un queso de cabrales", sentencia otro usuario.