Vídeo: Bai Sen Pulgas

Aturdido y con su cuerpo totalmente abrasado, así se encontró una vecina a su gato Olaf en la calle. Tras llevarlo al veterinario, el gato fue sedado debido a la gravedad de las heridas.

A través de su cuenta de Twitter, la protectora Bai Sen Pulgas ha explicado que "le han carbonizado todo el cuerpo con el soplete". Además, ha hecho un llamamiento para que quien quiera colabore para el tratamiento del animal: "Le espera una larga recuperación, necesitamos vuestra ayuda; la crueldad humana no tiene límites, demostremos que la bondad tampoco".

 

A pesar de que el estado de Olaf es grave, el gato presenta una leve mejoría. Mientras, continúan las labores para intentar dar con el responsable de este brutal caso de maltrato animal. De hecho, Bai Sen Pulgas ofrece 1.000 euros de recompensa a quien proporcione datos o algún tipo de información.

Por el momento, a Olaf le espera una larga recuperación en la que serán necesarias varias operaciones quirúrgicas.