La investigación por la desaparición de Esther López continúa en Traspinedo, Valladolid, donde fue vista por última vez hace 14 días.

La Guardia Civil ha incorporado a la búsqueda perros especializados en búsquedas de cadáveres en grandes áreas, que inspeccionarán una zona cercana al río Duero, el lugar donde estos días han estado trabajando buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas.

Mientras tanto, el Equipo Central de Inspecciones Oculares de la Guardia Civil continúa los registros en la vivienda de Ramón 'El Manitas', único detenido por la desaparición y que está presente durante esas inspecciones tras haberse ampliado durante 72 horas más su detención antes de pasar a disposición judicial.

El ECIO se encuentra realizando una inspección muy lenta y detallada de la vivienda, una casa de cinco habitaciones, muy sucia y desordenada, lo que está dificultando el trabajo.

Ramón 'El Manitas' tiene antecedentes por lesiones, violencia de género, estafa, extorsión y amenazas. De hecho, varios vecinos de Traspinedo lo definen como "un pieza" y hablan de un episodio violento en el que intentó agredir a alguien con un cuchillo hace un año.