EN LA CUARTA SESIÓN DEL JUICIO

EN LA CUARTA SESIÓN DEL JUICIO

Los peritos confirman que había ADN de Morate en la botella hallada junto a los cuerpos de Marina y Laura

Se trata de un tipo de botella de agua de Lourdes muy específicas y similares a las que tenía la familia Morate en su domicilio. Las dos agentes, que han comparecido por videoconferencia en la cuarta sesión del juicio que se sigue contra Sergio Morate han señalado que en las segundas muestras remitidas al laboratorio, correspondientes a la boquilla del envase, sí se corresponden con el ADN de Morate.

Sergio Morate
Sergio Morate | EFE

Técnicos de la Unidad Central de Análisis Científicos de la Policía Nacional han confirmado que había ADN de Sergio Morate en la boquilla de una garrafa de agua hallada junto a la fosa de Palomera (Cuenca), donde aparecieron los cadáveres de Marina Okarinska y Laura del Hoyo.

Las dos agentes, que han comparecido por videoconferencia en la cuarta sesión del juicio que se sigue contra Sergio Morate al que se le acusa de ser el presunto autor de dos delitos de asesinato de las dos jóvenes, han señalado que en las primeras muestras, tomadas en el exterior de la botella, no encontraron restos concluyentes, pero las segundas muestras remitidas al laboratorio, correspondientes a la boquilla del envase, sí se corresponden con el ADN de Morate.

Preguntadas por el Ministerio Fiscal acerca de qué probabilidad estadística hay de que este material genético sea el del acusado, han replicado que existe "un cuatrillón" de posibilidades más de que estos restos sean de Morate antes que de cualquier otra persona que no sea su familiar.

Se trata de un tipo de botella de agua de Lourdes, han indicado los investigadores en el desarrollo del juicio, muy específicas y similares a las que tenía la familia Morate en su domicilio. La defensa de Morate, por su parte, ha inquirido en varias ocasiones acerca de la forma en que se tomaron las diferentes muestras y quién las envió al laboratorio. Además ha hecho hincapié en su interrogatorio en que no se encontraron restos de las víctimas en ninguna de las pruebas remitidas al laboratorio.

El abogado ha preguntado directamente, con respuestas siempre negativas, si había ADN de Marina y Laura en el Opel Frontera que usaba habitualmente al acusado, en el Seat Ibiza con el que viajó a Rumanía o en el del mismo modelo que pidió prestado a un conocido. Según las peritos, sí que había en el Chevrolet Kalos de Laura del Hoyo, pero en éste no había correspondencias con el ADN del acusado.

También han declarado a lo largo de la mañana diferentes técnicos tanto del Instituto de Toxicología y Ciencias Forenses, aunque la comparecencia prevista por videoconferencia desde Ucrania del marido de Marina no se ha producido por imposibilidad técnica en su juzgado de origen y se ha renunciado a ella, pese a las protestas de la defensa.

Seguro que te interesa

EFE | Madrid | 26/10/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.