El escritor y periodista Arturo Pérez-Reverte ha condenado con rotundidad al cazador de Chantada, Lugo, que maltrató y disparó a su perra porque "le salía de los cojones".

"Después de darle un balazo, al no morir, fue apaleada en la cabeza y arrastrada a casa para terminar la faena, su delito fue haber parido", aseguró Mundo Vivo, asociación que difundió las imágenes de la agresión.

Por su parte, Pérez-Reverte ha estallado contra el hombre en un tuit en el que "se preguntaba" si "habría voluntarios para hacérselo a él".

 

Tanto la perra como los cachorros fueron atendidos por un veterinario y se presentó una denuncia contra el cazador. Desde PACMA esperan que la Justicia sea estricta con el hombre, al que califican de "escoria humana".

Una esperanza que el escritor no comparte. "Dieciocho meses (que no cumplirá) le pueden caer a este miserable, como mucho. Pero la culpa no es sólo suya. También de la basura de leyes españolas sobre bienestar animal y de esa gentuza indiferente, los políticos, que nada hace por endurecerlas", ha afirmado en Twitter.

 

Según ha publicado en su cuenta de Facebook 'Ayuda Alimentaria Animalista', la perra no ha podido sobrevivir a la brutal agresión y ha fallecido a causa de las heridas causadas por el cazador.

"Deja unas adorables criaturas a las que prometo que tendrán una vida totalmente distinta a la de su madre, conociendo el cariño y no el sufrimiento, el calor de una familia y no el dolor de la calle, la saciedad y no la hambruna", ha reivindicado la plataforma animalista.