Desde hace meses, las escenas de personas que no piensan en los demás y que tienen comportamientos imprudentes se repiten una y otra vez. Muchos no son conscientes de la importancia que implica respetar la distancia de seguridad para evitar que el coronavirus se propague, aparezcan nuevos brotes y la situación vuelva a ser como en los peores tiempos de la pandemia.

En una discoteca de Marbella, en Málaga, varios asistentes se vieron implicados en una aparatosa pelea que tuvo lugar junto a la piscina que tiene el local.

Durante interminables segundos la violencia mostrada fue tal que se lanzaron botellas de cristal y también otros objetos a muy poca distancia del resto de clientes que se encontraban allí, poniéndolos en riesgo. Los hechos tuvieron lugar el pasado día 15 de julio.

Tampoco se respetaron las medidas en Tafalla, donde la Policía Local junto con la Policía Foral ha desalojado a más de 400 jóvenes que se congregaban en las calles Mayor y Cuatro Esquinas de esta localidad que, ayer viernes, habría comenzado la celebración de sus fiestas patronales, suspendidas debido a la pandemia. No obstante, y según apuntan los agentes, no se registró ningún incidente durante el desalojo.

Por otra parte, la Policía Nacional ha abierto una investigación para tratar de esclarecer las causas de una pelea multitudinaria con machetes en un parque de Zaragoza. Como muestra la grabación de los hechos, varios jóvenes se enfrentan directamente machete en mano. Durante la pelea, uno de ellos llega a agarrar hasta dos armas blancas al mismo tiempo. En el vídeo se aprecia cómo algunos de los presentes acaban huyendo y otros piden reiteradamente que detengan la salvaje pelea al grito de "no lo hagas".

Una imagen irresponsable en un momento en el que la curva de coronavirus se mantiene al alza en toda España desde mitad de julio. Ya hemos rozado los 3.000 casos positivos nuevos en 24 horas durante dos días consecutivos y hay 837 brotes activos actualmente en nuestro país.