Con la reactivación del turismo ha vuelto una de las principales estampas de algunos vuelos: los conflictos en los aviones. No obstante, esta vez la situación se ha visto protagonizadas por el coronavirus. Concretamente, a raíz de una pasajera italiana que se negó a ponerse la mascarilla en un viaje entre Milán e Ibiza.

Tal y como han recogido algunos de los viajeros en sus redes sociales, en los vídeos se aprecia cómo la mujer primero se niega a recibir las indicaciones de la tripulación, que le insta a ponerse la mascarilla por el protocolo de seguridad sanitaria. Acto seguido, estalla el caos: la mujer reacciona primero insultando verbalmente y luego escupiendo e incluso agrediendo físicamente a otros pasajeros.

 

En las imágenes se aprecia que la pasajera pide por favor a uno de los azafatos que se marche, cuando este le llama la atención por llevar la cara descubierta. En ese momento la tensión empieza a crecer: "¡¿Cuál es el problema?! ¿Cuál es el problema?, pregunta en diversas ocasiones. Escasos segundos después, ante la respuesta de algunas de las personas a su alrededor, comienza la violencia física: la mujer tira del pelo a otra que estaba sentada cerca de su fila de asientos.

No obstante, la cosa no queda ahí: entre la multitud, la mujer sigue propinando patadas al resto de pasajeros. Según recogen medios italianos, como el 'Corriere Della Sera', la agresora también escupió a algunas de las personas que le acompañaban.

El protocolo sanitario en los viajes en avión, tanto en el vehículo como en el aeropuerto, indica estrictamente que los viajeros deben llevan puesta la mascarilla de forma obligatoria; además, durante todo el viaje. Algunas empresas incluso solicitan una mascarilla FFP2, mientras que en otras aerolíneas basta con una quirúrgica. dicen que es obligatorio usar una máscara durante todo el viaje. Dicho accesorio solo puede ser retirado bajo una excepción: a la hora de comer y beber. En el resto de casos, debe cubrir bien la cara, incluidas la boca y la nariz.