El periodista de El País Óscar Corral, que está narrando la travesía del Aquarius desde el interior del buque, ha publicado en redes sociales un vídeo en el que muestra cómo se convierte en "alimento para peces" la fruta que llevaron las autoridades italianas.

Sin embargo, pese a que la fruta que no era apta para consumo humano y tuvo que ser tirada por la borda, el viaje continúa con suficientes provisiones para llegar a Valencia y los migrantes ya han podido ducharse y cambiarse de ropa.

 

Todo en un viaje que se está complicando por las condiciones meteorológicas con olas de más de 2 metros y vientos de 65km/h que obligaron al barco a redirigir el rumbo y navegar al refugio de las costas de Cerdeña.