La intensa nevada que ha caído en el País Vasco ha provocado el corte total de la N-I en Etzegarate y la A-15 en Andoain, en Gipuzkoa, así como la AP-68 desde Areta hasta Bilbao y en el kilómetro uno de esa vía, en la capital vizcaína.

La nevada, que ha alcanzado la cota del nivel del mar, ha provocado problemas en las tres capitales vascas, que han amanecido cubiertas de blanco.

El temporal de nieve está siendo histórico. En Bilbao, desde 1985, no se veía algo parecido. Aquí el colapso ha sido absoluto: coches tirados en mitad de la carretera y numerosos accidentes fuera y dentro de la ciudad.

Las peligrosas placas de hielo que se han formado en las calles ha provocado la muerte de un hombre en Galdakao, al resbalarse y darse un golpe en la nuca.

Las incidencias por la nieve en Bilbao son numerosas: el aeropuerto ha tenido que cerrar, el Ayuntamiento ha suspendido varias lineas de autobús y muchos colegios han cerrado sus puertas porque hacen falta cadenas, incluso, para moverse por la ciudad.

El Departamento de Salud, por su parte, ha recomendado que las personas que tengan citas no urgentes no acudan a los hospitales o centros de salud por los problemas de acceso que puedan registrarse.