Cataleya lleva cinco meses en el hospital, con tan solo seis meses fue diagnosticada de leucemia mieloide aguda y desde entonces ha vivido allí, entre ciclos de quimioterapia. Al recibir el aviso de que había un donante para la pequeña, sus padres se trasladaron de Valladolid a Salamanca para que se realizara el trasplante pero, al llegar el donante ya no estaba disponible.

 

Sus padres ahora piden a la sociedad que donen médula, apurados después de que en el hospital les advirtieran de que el próximo donante no estaría disponible hasta diciembre, cuando podría ser demasiado tarde para la pequeña. "Tú puedes salvarle la vida, Cataleya se queda sin tiempo", han publicado.