A Jackson, de cuatro años, le diagnosticaron la enfermedad de Krabbe cuando apenas tenía nueve meses, un trastorno del sistema nervioso que deriva en la muerte.

La noticia devastó por completo al padre del pequeño, Darren Garwood, y su madre Rebecca. No obstante, quisieron encontrar la manera de volver a su hijo "eterno" y hacer que jamás fuera olvidado.

Tras mucho pensar y tres meses de trabajo, Darren ha convertido a Jackson en un superhéroe ficticio de libro y ha escrito una saga de historias sobre sus aventuras juntos, tal y como recoge 'The Mirror'.

Los diez libros, bajo el nombre principal de 'Jackson el superhéroe', se pueden comprar a lo largo de todo el mundo.

"Decidí escribir a 'Jackson Superhero', ya que apenas puede moverse ni hablar. No obstante, puedo ayudarle a soñar leyéndole. Desde que se publicaron, lo más sorprendente es que hay niños que quieren ser como Jackson ahora".

 

Ha vendido más de 4.000 copias y ya está ultimando una nueva entrega que llegará a las librerías en mayo de 2019: 'La solución de Jackson a la contaminación del mundo'.

Pese a que la enfermedad no le auguraba más de dos años de vida, el pequeño Jackson está a punto de celebrar su quinto cumpleaños. "Los médicos ya no saben cuánto tiempo tiene Jackson para vivir, pero solo hay un caso en el que se ha llegado a los ocho años", ha comentado su padre.