El director de Proactiva Open Arms, Oscar Camps, ha afirmado que ha enviado cartas a Alemania, Italia, Francia y España donde describe la "extrema situación" a bordo del barco, que cumple 16 días en el mar con 134 migrantes a bordo. En declaraciones a 'Cadena Ser', el fundador de la ONG ha asegurado que "nadie ha respondido" a la llamada de emergencia que viene realizando en los últimos días.

En su opinión, con la negativa de Italia a permitir el desembarco en Lampedusa, se está sometiendo a "una situación de reclusión tanto a las personas rescatadas como a la tripulación española". "Sus derechos como ciudadanos europeos se están vulnerando con la complicidad de todos los países de la UE", ha apuntado.

Por otro lado, ha tachado de "insostenible" la situación a bordo, recalcando que a partir de ahora, no se responsabiliza de la seguridad en el barco, donde se han sucedido intentos de suicidio y conatos de violencia. "En el barco hay mil maneras de suicidarse" y "no podemos estar pendientes en todo momento".

El propio Oscar Camps ha publicado un vídeo en su cuenta de Twitter con un mensaje para Pedro Sánchez: "Perdone que le moleste en sus vacaciones, pero somos ciudadanos españoles, víctimas de un secuestro, y no de piratas somalíes".

 

En la actualidad, el Open Arms se halla a menos de un kilómetro de distancia de la isla de Lampedusa, pero el ministro del Interior italiano, Mateo Salvini, le impide atracar en el puerto, a pesar de las resoluciones de hasta tres tribunales del país que ordenan el desembarco y a que seis estados -entre ellos España- se han comprometido a acoger a los inmigrantes.

En su cuenta de Twitter, la ONG ha publicado un vídeo de los migrantes a bordo del barco. "El mundo es testigo de la pesadilla que les ha tocado vivir a las 134 personas que soportan la espera en la cubierta #OpenArms. Solo la falta de voluntad de los despachos que toman decisiones les aparta de un puerto seguro".

 

Por su parte, una portavoz de la ONG ha afirmado que tras 16 días sin poder desembarcar a los migrantes rescatados en el Mediterráneo, Open Arms se declara en "estado de necesidad" y ha dicho que ya no pueden garantizar la seguridad de las 134 personas que están a bordo.

"Después de 16 días a la espera de un puerto seguro donde desembarcar, de seis evacuaciones médicas y de haber informado sobre nuestra situación a las autoridades, sin que hayamos obtenido ninguna respuesta, nos encontramos en situación de necesidad y ya no podemos garantizar la seguridad de las 134 personas a bordo", ha informado la portavoz.

Próximo a las aguas de Italia y Malta también está el Ocean Viking. donde la situación es igual de alarmante. Hay 356 migrantes a bordo, de los cuales 103 son menores y 92 son niños que están solos.

Por el momento, Italia no ha respondido a la petición de desembarco y Malta dice que no es su competencia ya que los rescates de produjeron fuera de las aguas de su responsabilidad.

Desde Médicos Sin Fronteras dicen que si España o Portugal se ofrecieran, estarían dispuestos a navegar más días con tal de llegar a tierra. Entre el Ocean Vikings y el Open Arms suman 490 personas con un mismo deseo: llegar a un puerto seguro.