Se cumplen 34 años del devastador accidente de Chernóbil, considerado como la peor catástrofe nuclear y uno de los grandes desastres medioambientales de la historia. Este y el incidente ocurrido en la central nuclear de Fukushima en 2011 alcanzaron el nivel más alto dentro de la Escala Internacional de Accidentes Nucleares.

Chernóbil lleva tiempo atrayendo a influencers, que muestran actitudes poco decentes en un lugar de esta características publicando fotografías irrespetuosas, como se pueden ver en los siguientes post de Instagram.

Estos dos jóvenes consideran que la ciudad fantasma es un sitio tan bueno como otro cualquiera para montar una barbacoa.

Las fotografías que se pueden ver en internet también desvelan las vulneraciones de las normas de seguridad: la siguiente modelo realiza varias poses de desnudo despojándose del equipo de protección.

Las guías turísticas también desaconsejan de manera tajante el acercamiento a los animales salvajes. Estos son comportamientos que ponen en riesgo la propia salud de los creadores de contenido.

Siendo uno de los desastres más traumáticos de la historia reciente, no sorprende ver cómo la zona de Chernóbil y la ciudad de Prípiat se han convertido en destino turístico. En 2019, después del estreno de la serie 'Chernobyl' de HBO, se produjo un aumento del 40% de las reservas de visitas turísticas a la ciudad fantasma, según informaba la agencia Reuters.

Auschwitz y el Memorial del Holocausto

Pero Chernóbil no es el único lugar que genera publicaciones de dudoso buen gusto. El Museo de Auschwitz tuvo que realizar una petición el pasado año para que la gente empezara a tomarse en serio este lugar, que debe servir para la reflexión sobre los errores de nuestra historia.

 

El Memorial del Holocausto de Berlín fue protagonista en 2017 de la campaña 'Yolocaust', comenzada por el alemán de ascendencia israelí Shahak Shapira. En ella, el artista modificaba fotos en redes sociales en las que la gente aparecía en actitud irrespetuosa, cambiando los fondos por imágenes de los campos de exterminio. Actualmente, en su página web ya no hay fotos, dado que los aludidos pidieron disculpas y se comprometieron a retirar las imágenes de sus cuentas.

Consecuencias del accidente de Chernóbil

El 26 de abril de 1989 se produjo una explosión en el reactor 4 de la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, que se encontraba a 18km de la ciudad de Chernóbil, y solo a 3 de la ciudad de Prípiat. La deflagración causó la muerte de 31 personas en el acto y cientos de trabajadores tuvieron que ser hospitalizados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cifra en 240.000 las personas encargadas de limpiar y estabilizar el área circundante (conocidos como 'liquidadores'), que se vieron expuestos a la máxima radiación en los meses siguientes.

Debido a las condiciones de la zona, 116.000 personas tuvieron que ser evacuadas y otras 230.000 fueron relocalizadas en los años siguientes. La institución internacional calcula que 5 millones de personas se vieron expuestas a radiación leve durante el incidente y en los meses posteriores.

La OMS recuerda que la radiación puede provocar cáncer de tiroides, leucemia, enfermedades cardiovasculares, ceguera por cataratas y afecciones hereditarias. Por efecto de la relocalización de los ciudadanos soviéticos, también se notaron efectos psicológicos y sobre la salud mental.

En la actualidad, 270.000 personas todavía viven en zonas de Bielorrusia, Rusia y Ucrania que fueron clasificadas por la URSS como zonas de estricto control.