Miquel Iceta fue el primer político español que habló abiertamente de su homosexualidad. "Probablemente, si hoy un diputado dijera que es gay ya no sería noticia", ha afirmado en una entrevista en 'El Huffington Post'.

Sin embargo, Iceta ha lamentado que "queda mucho por hacer" en materia de normalización del colectivo LGTBI. "Si solo fuera por las instituciones, el problema ya habría desaparecido, pero en el espacio público hay mucho que avanzar y en la conciencia de la gente. No se puede decir que la realidad homosexual esté normalizada porque hay sectores que se muestran absolutamente refractarios, contrarios y enemigos", ha manifestado

Iceta ha defendido que se promueva la idea de que "los avances en derechos no solo son para los colectivos sino para el conjunto de la sociedad". "Incluso entre los votantes de Vox debe haber homosexuales", ha asegurado.