Las entradas en estos pisos se enmarcan en un operativo antidroga de los Mossos y la Guardia Urbana de Barcelona.

En el momento de la entrada policial, cuatro personas que ya están identificadas habrían huido por los patios interiores del inmueble.

 

En estos domicilios se distribuían todo tipo de drogas, principalmente heroína y cocaína, según han informado los Mossos d'Esquadra, que han detallado que en el interior de los pisos se han localizado importantes cantidades de esas drogas que estaban preparadas en dosis para el consumo individual, así como mucho dinero en efectivo.

Los cuatro narcopisos han quedado desmantelados y se entregarán a sus legítimos propietarios o quedarán clausurados policialmente, según los Mossos.