Arranca la primera ola de calor del verano en España y se espera que sea duradera, intensa y extensa. Según las previsiones, se prolongará hasta el lunes o martes, se llegará a los 47ºC y se batirán récords de temperaturas y afectará a una veintena de provincias.

Solo Galicia, el área Cantábrica y Canarias se librarán de este calor asfixiante, cuyo origen está en una masa de aire africano que traerá además polvo en suspensión y que, unida a la ausencia casi completa de nubes, hará que las temperaturas suban por encima de los 35 grados en buena parte del interior peninsular y de Mallorca, y que se muevan entre los 38 y 40 grados en los valles de la vertiente atlántica sur y medio Ebro.

Las noches también serán tórridas en muchas provincias y así por ejemplo en la madrugada de este miércoles se podrían alcanzar los 27 grados de mínima en Almería o los 25 en Alicante, Granada o Las Palmas, mientras que la noche más fresca la tendrán en León, con 13 grados previstos. Se espera, en cualquier caso, que sea la madrugada del 15 de agosto la peor, con temperaturas de entre 25 y 30ºC.

Alertas por calor

De momento, para este miércoles hay activadas once alertas por calor, tres de ellas naranja (riesgo importante) en las comunidades de Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura, donde en muchas zonas es muy probable que a mediodía los termómetros alcancen los 40 grados.

Estarán además en alerta amarilla (riesgo) por calor Aragón, Baleares, Castilla y León, Cataluña, Madrid, Murcia, Navarra y La Rioja, por valores que oscilarán entre los 34 y los 39 grados de máxima en las horas centrales del día y por la tarde.

Sin embargo, en la jornada del jueves 12 será cuando comenzará a apretar más el calor y la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) apunta a que los días de mayor intensidad será posiblemente entre el viernes 13 y el domingo 15, cuando las temperaturas superarán los 40 grados en amplias zonas de la mitad sur, este y centro de la Península y en puntos de Baleares.

En ese intervalo de tiempo es posible que los termómetros alcancen e incluso superen los 42-44 ºC en zonas de los valles de la mitad sur y en el valle del Ebro y que prácticamente toda España ronde o sobrepase los 35 grados. Solo se salvarán de esta primera ola de calor del año el Cantábrico, el noroeste de Galicia y Canarias, aunque en el archipiélago el sopor también se dejará notar durante el próximo fin de semana.

Será, según informan desde la AEMET, la ola de calor "más intensa, extensa y duradera de lo que llevamos de verano", teniendo en cuenta que para hablar de un fenómeno de estas características deben cumplirse a la vez tres factores: que el episodio de altas temperaturas sea intenso, extenso y duradero, y de acuerdo con los pronósticos, todas esas condiciones se darán los próximos días.

En esta ocasión las previsiones meteorológicas indican que se alcanzarán valores muy altos, en ocasiones asfixiantes, por lo que en la AEMTE no descarta que se pueda batir algún récord de temperaturas máximas a mediados de agosto.

Recomendaciones

Entretanto, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, junto con el Ministerio de Sanidad y otros organismos como la OCO, han emitido comunicados en los que recomiendan extremar las precauciones ante el aviso de ola de calor, con medidas como:

  • Limitar la exposición al sol y la actividad física prolongada en las horas centrales del día.
  • Beber abundante agua o líquidos y tomar comidas ligeras y regulares.
  • Utilizar ropa de colores claros, protegerse la cabeza e interesarse siempre por la población de mayor riesgo como niños, ancianos y personas enfermas.

Aconsejan asimismo extremar la precaución ante el riesgo de incendios forestales que puede verse aumentado por las altas temperaturas, evitando hacer fuegos en el campo, arrojar cigarrillos encendidos o botellas y, en todo caso, cumplir las normas contra incendios que establecen las comunidades autónomas