El Instituto de Salud Carlos III estima en 679 las muertes atribuibles a las altas temperaturas registradas en los ocho primeros días de la ola de calor que se corresponden con el periodo que va del 10 de julio hasta el domingo 17, que fue el día con más fallecidos, con una estimación de 169. Según la estadística del Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria (MoMo) del Instituto de Salud Carlos III, las defunciones "observadas y estimadas" por causas atribuibles al exceso de temperatura fueron en ascenso.

El día 10 hubo 15 fallecidos, 28 el lunes día 11; 41 el martes, 60 el miércoles, 93 el jueves, 123 el viernes y 150 el sábado. De las 679 personas que habrían fallecido por la ola de calor, se estima que 430 son mayores de 85 años, 159 tienen entre 75 y 84, y otros 58 habrían muerto con entre 65 y 74 años. El objetivo de la estadística del MoMo es "identificar las desviaciones de mortalidad diaria observada con respecto a la esperada, según las series históricas de mortalidad", y permite "estimar de forma indirecta" el impacto de cualquier evento de importancia en salud pública.

El fuerte calor soportado este fin de semana ha tenido consecuencias trágicas en Madrid, donde dos de los fallecidos morían mientras estaban trabajando. A la muerte de un barrendero de los servicios de limpieza de la capital se ha sumado el caso de un trabajador que ha muerto tras sufrir un golpe de calor el pasado viernes en Móstoles mientras trabajaba en una nave. El hombre tenía 42,9 grados de temperatura corporal. Unas sofocantes temperaturas que darán una pequeña tregua en el arranque de esta semana, aunque se espera que el asfixiante calor vuelva en buena parte del país en los próximos días.

Estas cifras se han obtenido del Panel MoMo, es decir, no refieren a personas reales fallecidas, sino que son el resultado de un cálculo estadístico en forma de estimación. La estimación se realiza sobre excesos de mortalidad por todas las causas, pero no se pueden considerar consolidadas hasta que ha pasado al menos un mes de su publicación.

Una ola de calor "excepcional"

A la espera de que llegue la nueva ola de calor, se cierra la segundade este verano que ha sido "excepcional", sobre todo en extensión e intensidad, pero aún persisten localmente temperaturas sofocantes, ha adelantado Bea Hervella, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien incide en que, a pesar de que mañana no hay ola activa, "el calor con mayúsculas se mantendrá en algunas zonas". El descenso está motivado, entre otras cosas, porque la DANA, que se ha mantenido frente a las costas atlánticas portuguesas los últimos días, ha comenzado a moverse con más eficacia hacia el noreste para situarse a últimas horas de este lunes frente a la costa gallega, acercando a la península el aire Atlántico más fresco.

Por el contrario, este martes se esperan ascenso significativos de las máximas en el País Vasco y en Navarra, donde los avisos de máximo nivel (rojo) registrarán temperaturas entre 40 y 42 grados en áreas del litoral de Vizcaya, interior de Vizcaya, Guipúzcoa, Cuenca del Nervión y vertiente cantábrica de Navarra. En este punto, Hervella ha alertado de que en esas zonas por la tarde el viento rolará al noroeste con fuerza, lo que supondrá un alivio térmico, pero hay que estar muy atentos a la intensidad del viento en ese momento.

Hoy no se puede hablar de episodio de ola de calor porque no hay un 10% del territorio con temperaturas que cumplan esos requisitos de ola de calor, pero aún así habrá zonas donde se mantendrá las altas temperaturas, y seguimos con alerta naranja en la Ribera del Ebro, de La Rioja, de Navarra y de Zaragoza. El miércoles, la caída térmica llegará finalmente al noreste peninsular, pero, por el contrario, la mitad occidental volverá a experimentar un ascenso de sus máximas relevantes y significativo asociado a una cuña anticiclónica -entre cuatro y seis grados- lo que dará lugar a que los avisos por calor vuelvan a marcarse en el suroeste.

A partir del jueves los valores máximos ascenderán en la mitad norte y Comunidad Valenciana, así como en las Canarias y se superarán los 35 grados en la mitad sur, meseta Norte, valle del Ebro, Mallorca y zonas de Canarias, y los 40 grados en los valles del Guadalquivir, Guadiana y Tajo, y localmente en el sur de las islas centrales Canarias.