Mercadona ha ampliado su paquete de medidas para realizar compras en sus establecimientos ante la crisis del coronavirus: a partir de este jueves 26 de marzo habrá una serie de personas que tendrán preferencia para realizar sus compras.

Según ha anunciado la cadena de Juan Roig, los ancianos, personas con discapacidad, embarazadas, personal sanitario, fuerzas de seguridad, bomberos y personal de atención social tendrán prioridad para acceder a las tiendas, siempre y cuando acudan debidamente acreditados.

Además, Mercadona también ha informado de que ha reactivado los procesos de donación de productos de primera necesidad a colectivos desfavorecidos con el objetivo de continuar atendiendo a estas personas. Así, entregará productos de primera necesidad a comedores sociales y bancos de alimentos.

Las medidas ya implantadas

Estas nuevas medidas se suman a las que Mercadona ha ido implantando desde el inicio de la alerta sanitaria por coronavirus, entre las que se encuentra la instalación de mamparas de metacrilato de protección y separación, así como el uso obligatorio de guantes por parte de los clientes y que se dispensan en los accesos.

También, se redujo de 9.00 a 19.00 horas el horario de apertura, y se instaló gel desinfectante y papel para que los usuarios puedan limpiar el mango del carro antes de usarlo.

Además, la cadena también hizo una serie de recomendaciones a sus clientes: acudir solamente una persona a realizar la compra (no en familia, o con niños o grupos), y nunca personas que formen parte de los grupos de riesgo, ancianos, personas con enfermedades crónicas.

La compra se debe espaciar a lo largo del día y no a la hora de apertura del establecimiento, con lo que hay garantía de poder atender a todos los clientes cada día. Hay que realizar la compra con agilidad y rapidez y no almacenar de manera innecesaria productos en casa, puesto que el suministro de productos de primera necesidad está más que garantizado, han reiterado desde el mercado. También es mejor pagar con tarjeta para evitar el uso de dinero en efectivo.

Se controla el aforo de los supermercados y está señalizada la distancia mínima exigida entre personas. La responsabilidad de ordenar el aforo interior de la tienda es del responsable del establecimiento y, en su caso, de la persona o del agente de seguridad privada designado por él.

Asimismo, contará con el aforo máximo permitido, cumpliendo con la normativa de forma que no se permitirá el acceso una vez completo dicho aforo, mientras no abandonen el establecimiento otros clientes.

En la vía pública de acceso a cada supermercado está marcada una distancia mínima de 1 metro para las personas que esperen su turno de entrada a las puertas de las tiendas, que ha de respetarse para poder acceder al mismo.

Medidas de Carrefour

Las tiendas de la cadena multinacional Carrefour también adelantan la hora de cierre. Los establecimientos abrirán a las 9.00 horas hasta las 21.00 horas para garantizar la protección de trabajadores y clientes.

 

Medidas de Lidl

Los supermercados Lidl también han puesto en marcha varias medidas para la contención del Covid-19, entre ellas la limitación de acceso a una persona por unidad familiar y un aforo de 50 personas en sus tiendas.

En cuanto a los horarios de los establecimientos, las tiendas de Lidl abrirán de forma provisional desde las 9.00 horas hasta las 20.00 horas.

Para garantizar que estas medidas se apliquen, la compañía también ha anunciado que ha reforzado la presencia de seguridad privada en sus tiendas.

 

Medidas de Alcampo

Por su parte, los supermercados Alcampo afirman que garantizan los productos en tienda gracias a sus colaboradores y proveedores e instan a los clientes a mantener la distancia de seguridad establecida.

Alcampo también ha pedido a sus clientes a través de las redes sociales que eviten las aglomeraciones y que, para ahorrar tiempo, vayan al supermercado con la lista de la compra.