Nuevo ataque en el distrito de Ciudad Lineal, en Madrid. Sucedió el domingo pasado. A las 22.45 horas se recibía un aviso. Un joven de 19 años sufría una herida profunda en el costado derecho provocada por un arma blanca de grandes dimensiones. Según fuentes de la Policía Nacional a laSexta, los agresores huyeron en patinete eléctrico y ahora se investiga si el ataque está relacionada con bandas juveniles. La víctima fue trasladada con pronóstico moderado al hospital de La Paz.

Esta agresión engrosa la lista de ataques de un fin de semana negro en Madrid. Se trata del séptimo joven agredido por arma blanca en solo unas horas tras el apuñalamiento de otro chico en la calle de José del Hierro, también en Ciudad Lineal, el viernes por la noche; la muerte por heridas de machete de otros dos varones -uno de 25 años en el distrito de Usera y otro de 15 en la calle de Atocha-; y heridas graves a un joven en el barrio de Montecarmelo (Madrid capital) y a otros dos en la localidad de Parla, a raíz de una discusión en una discoteca, la misma noche del sábado.

La gravedad de lo sucedido provocaba la reunión del jefe superior de Policía de Madrid con los responsables de las comisarías de Parla, Arganzuela, Latina, Fuencarral, Puente de Vallecas, Tetuán, Ciudad Lineal y Usera y con la Brigada de Seguridad Ciudadana para reforzar el plan contra bandas que estaba en marcha desde el pasado mes de diciembre.

Según ha podido saber laSexta, el objetivo es reforzar la presencia policial en los lugares de reunión de estas bandas y hacer identificaciones selectivas. Para ello, se destinará personal de las comisarías implicadas exclusivamente a este trabajo.

Hoy la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, mantendrá una reunión con la Secretaría de Estado de Seguridad y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para analizar la situación "y exponer las medidas adoptadas hasta la fecha y las actuaciones a realizar", ya que la Delegación está trabajando en "un rediseño del operativo policial".

El operativo policial, más conocido como 'operación Hispano' se puso en marcha a finales del año pasado para luchar contra las bandas juveniles, ya que en noviembre la Policía detectó un aumento de la actividad. Sin datos actualizados, ya se han identificado a mil personas, más de cien detenidos y la intervención de muchas armas blancas.