MÁS DE 200 POLICÍAS SE MOVILIZARON

MÁS DE 200 POLICÍAS SE MOVILIZARON

Noche de cristales rotos en Nantes tras la muerte de un joven en un control policial

Disturbios en tres barrios de Nantes, al oeste de Francia, tras la muerte de un joven de 22 años, presuntamente delincuente, por un disparo durante un control policial. Después de lo sucedido, se produjeron enfrentamientos entre las fuerzas del orden y grupos de jóvenes, que lanzaron cócteles molotov, quemaron coches y algunos comercios, y destruyeron mobiliario urbano.

Los bomberos tratan de apagar el fuego de un coche incendiado en el barrio de Malakoff , en Nantes
Los bomberos tratan de apagar el fuego de un coche incendiado en el barrio de Malakoff , en Nantes | AFP

Nantes vivió varias horas de disturbios en tres barrios de esta ciudad del oeste de Francia después de la muerte, en un control policial, de un joven, presuntamente delincuente.

Varios coches y una parte de un centro comercial en el barrio de Breil fueron incendiados durante las algaradas, que también se extendieron a los de Malakoff y Dervallières, explicó el director de la Seguridad Pública del departamento, Jean-Christophe Bertrand, en declaraciones emitidas por la emisora 'France Info'.

Los hechos comenzaron cuando una patrulla de agentes detuvo un coche y decidió llevar al conductor a comisaría, pero éste trató de zafarse dando marcha atrás.

Según Bertrand, en su maniobra el vehículo atropelló a uno de los policías y entonces otro compañero disparó y alcanzó al joven que iba al volante, de 22 años, quien falleció horas más tarde en el hospital.

Un responsable del sindicato policial Fuerza Obrera citado por 'France Info' señaló que el fallecido era un delincuente buscado.

Rápidamente se produjeron enfrentamientos entre las fuerzas del orden y grupos de jóvenes, que lanzaron cócteles molotov, montaron varias barricadas, además de quemar coches y algunos comercios y destruir mobiliario urbano.

La alcaldesa de Nantes, Johanna Rollande, dio un mensaje de calma y señaló que su primer recuerdo era para el joven muerto, para su familia, los habitantes de Breil y de los otros barrios, pero también para los bomberos y para "los hombres y las mujeres que están para asegurar nuestra seguridad".

"Naturalmente la justicia, con independencia, deberá establecer rápidamente con la mayor claridad y con total transparencia lo que ha pasado esta noche", añadió Rollande.

Más de 200 policías estuvieron movilizados durante la noche mientras la situación volvía a la calma. No hubo detenciones.

Seguro que te interesa

EFE | Madrid | 04/07/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.