Un niño de solo 9 años acudió a las dependencias de la Policía Local de Málaga para denunciar que su padre estaba abusando sexualmente de su hermanastra.

Según informa Diario Sur, el menor se escapó de su domicilio en mitad de una discusión familiar y llegó a las dependencias del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados donde relató los hechos.

El pequeño explicó que tenía problemas para ir al colegio y que ninguno de sus progenitores lo llevaba al centro. Fue en esa declaración cuando los policías se dieron cuenta de que el menor presentaba una evidente falta de higiene.

El niño también relató que sus padres no atendían sus necesidades básicas y señaló que él mismo tenía que cocinarse la comida y acudir a clase solo.

Se trata de una familia compuesta por una mujer de 36 años y su hija de 15. Las dos convivían con la pareja de ésta, un hombre de 41 años, y tres hijos más que tienen en común, de 9, 7, y 3 años.

El caso fue trasladado al Área de Protección al Menor de la Policía Nacional, que abrió una investigación y concluyó que el hombre abusaba de su hijastra con el consentimiento de la madre. Finalmente, el pasado 13 de mayo, se produjo la detención de la madre y del padre del menor.