Skye Savren-McCormick es una niña de tres años y sobreviviente de leucemia. Esta pequeña luchadora estará siempre agradecida con Ryals, su donante de médula.

En 2016 cuando la pequeña tenía apenas un año le diagnosticaron leucemia mielomonocítica juvenil. Ese mismo año comenzó su guerra contra la enfermedad.

Hayden Hatfield Ryals, una joven de 26 años le salvó la vida a la pequeña. Fue ella quien donó médula.

Ryals con la pequeña Skye | markbroadway.com

La niña de tres años no solo necesitó un trasplante, también una transfusión de células y un nuevo trasplante en abril de 2017.

La familia de la pequeña se comunicaba con Ryals únicamente por mensajes de texto y por Facebook. Meses después la familia Savren-McCormick recibió una gran sorpresa: la mujer que le salvó la vida a Skype se iba a casar y quería que la pequeña le acompañara al altar.

Por este mismo motivo y con mucha ilusión los Savren-McCormicks viajaron desde California a Alabama para el ensayo de la boda. Ahí Skye y Ryals se conocieron por primera vez.

Imagen de las manos agarradas de Skye y Ryals | markbroadway.com

"Caminé hacia arriba y me caí de rodillas y todo lo que pude hacer fue sonreír", asegura la joven Ryals.

El día de la ceremonia la pequeña desfiló hasta el altar tirando pétalos de rosas. Un día que ninguna de las dos podrán olvidar.