Molly McCabe de Winchester, con solo tres años, ha conseguido salvar a su padre que estaba sufriendo un ictus. La pequeña observó un comportamiento extraño en su padre y notó que le estaba pasando algo.

Padre y madre de Molly en el hospital | Agencias

Por esta misma razón, la pequeña cogió el móvil y usó la aplicación de 'Face Time' para llamar a su madre y contar con todos los detalles posibles lo que estaba ocurriendo.

"Hizo una llamada y fue tan valiente, y me dijo que papá se enfermó y me mostró dónde estaba papá, por lo que lo vi tirado en el suelo", aseguró a medios americanos la madre de Molly.

Los padres y la pequeña Molly | Agencias

Rápidamente y gracias a la llamada de su hija, la mujer llamó a los servicios de emergencias y trasladaron a Trevor McCabe, el padre, al hospital de Winchester. Trevor se encontraba en estado grave y tras recibir medicación lo trasladaron en avión a un centro más especializado. Una vez allí pudieron tratarle la ruptura de una artería del tronco del encéfalo que provocó la formación de un coágulo.