Linda Ross, una usuaria de Twitter, ha publicado en la red social la conmovedora historia de su sobrina. El Día de la Madre, Ella Lennon, una menor de cuatro años residente en Kilmarnock, Escocia, quiso felicitar a su madre, que por primera vez no estaría en la celebración tras haber padecido un cáncer que acabó con su vida en diciembre, según ha publicado 'The Sun'.

La pequeña no dudó en enviarle varios dibujos a la dirección donde creyó que la encontraría: número 1 del Portón de las Nubes, en el Cielo.

Para la sorpresa de Ella, tan solo 48 horas después ya tenía una emotiva respuesta. "Su cara se iluminó con la sonrisa más grande, la que solo muestra a la gente increíble de este mundo. No puedo agradecerte lo suficiente", relataba su tía, Linda Ross, en la red social, donde no dudó en agradecer el gesto a aquella persona del servicio de mensajería que había "gastado su tiempo" para devolverle a Ella el calor y el amor de su madre.

 

"Estás creciendo para ser una niña muy especial y lista. Estoy muy orgullosa de ti, y te veo cada día desde el cielo", aseguraba en la carta el remitente, de firma "mami".