En Vigo ya ha comenzado la instalación de las luces de Navidad en las calles, cuando todavía no ha terminado el verano. Lo ha hecho en una avenida del centro, con la presencia de su alcalde Abel Caballero, quien ha prometido "el más importante alumbrado de Navidad que haya habido nunca en ciudad alguna".

Pues si el año pasado Vigo protagonizaba las portadas por su iluminación, estas fiestas lo hará todavía más. El Ayuntamiento tiene previsto instalar diez millones de luces led, 2.700 arcos de luces, 465 árboles relucientes y 334 calles iluminadas, de las 1.700 que tiene la ciudad gallega; cifras que superan las de las Navidades pasadas.

Además, Caballero ha anunciado que instalarán un árbol más alto, una noria de más de 60 metros, un poblado navideño y tres mercadillos, un trabajo que requiere mucho tiempo y, por tanto, debe empezarse ya.

Para poder llevarlo a cabo, Vigo invertirá algo más de 800.000 euros, según ha expresado el político socialista. Las decoraciones deberán estar listas para las 20:00 horas del 23 de noviembre, momento del encendido oficial de las luces de Navidad.

"Invito a todos los alcaldes y alcaldesas de España, pero sobre todo a los 47 millones de españoles", ha afirmado Caballero, quien ha prometido una "fiesta grandiosa".

De acuerdo a los datos del Ayuntamiento, la ciudad recibió el año pasado dos millones de visitas y este año, "dadas las reservas hoteleras, es razonable pensar que se va a superar con mucho esa cifra".

El alcalde ha asegurado que el resplandor de Vigo se verá en toda España, así como en Nueva York, Londres, Roma o París. No obstante, Caballero ha querido recordar que "el atractivo más grande de las luces de Navidad es la gente".