El alcalde, Gabriel Echávarri, ha paralizado la sesión cinco minutos y ha atendido a la mujer. La interrupción se ha producido en el momento en que le correspondía el turno de palabra al edil no adscrito, Fernando Sepulcre, en el punto en que se abordaba la comparecencia de Miguel Ángel Pavón, a petición de Ciudadanos, para explicar su proyecto al frente de la Concejalía de Limpieza.

Los miembros de ambas entidades se encontraban como público junto a la mujer en el salón de plenos y han comenzado a lanzar consignas y gritos por lo que tras unos instantes de incertidumbre, el alcalde ha optado por escuchar a la mujer afectada y ha procedido a la suspensión del pleno durante cinco minutos.

 

Éstos han coreado mensajes como "la vivienda es un derecho y no un privilegio" y "si esto no se apaña, caña, caña, caña". En ese momento, el alcalde ha pedido la palabra y ha invitado a la mujer afectada para tomar los datos y conocer su situación.

La mujer en un tono sosegado le ha explicado que necesitaba una vivienda para sus tres hijos porque iba a ser desahuciada. Asimismo, otra persona ha advertido a Echávarri que no abandonarían el Salón de Plenos hasta que "no de una solución" porque "esa mujer se va a la calle" y ha manifestado: "ya está bien de que hagamos el trabajo de los técnicos y de los políticos".