Conmoción en Reino Unido por un nuevo caso de maltrato animal. Los hechos han tenido lugar en la ciudad de Nottingham. Allí han juzgado a una mujer de 31 años acusada de haber intentado matar a su perra, a quien ató una enorme piedra al cuello y lanzó al río Trent. Así lo ha informado el portal británico 'Mirror', que ha dado más detalles del caso.

A destacar, que una mujer llamada Jane Harper se encontraba paseando a principios de este año, el 6 de enero, por esa zona cuando descubrió al animal, que ya había sido arrojada a dicho río. La perra, una pastor belga llamada Bella, tenía atada al cuello una bolsa de deporte que contenía una enorme piedra y estaba a punto de ahogarse.

Al ver la situación, Harper se lanzó sin dudar al agua para salvar a Bella, que cuando fue rescatada quedó tendida sobre una piedra al borde de la asfixia. Posteriormente, y tras avisar a la policía, la heroína de esta historia llevó a la perra al veterinario, donde trataron rápidamente las lesiones del animal y lograron que se recuperase pronto.

Rob Griffin, jefe de la policía de Nottingham, lamentó los hechos y deseó una pronta recuperación del animal: "Este fue un incidente dramático que, comprensiblemente, ha impactado a la gente. Afortunadamente, se dice que Bella está bien y en muy buenas manos".

Ahora, a punto de acabar 2021, la autora de los hechos, Charlene Latham, ha sido juzgada y declarada culpable de los cargos que la justicia británica le había imputado. Así, la agresora, de 31 años, fue condenada por provocar daños innecesarios e injustificados al animal, si bien ha sido puesta en libertad bajo fianza.

El próximo 8 de marzo, Latham tiene que asistir a una nueva comparecencia ante el tribunal junto a un hombre de 32 años que, en este caso, sí ha negado los cargos que le imputaban, los mismos que a la autora del maltrato contra Bella.