La insensatez de una mujer que ha decidido practicar una cirugía a su gato por considerarlo demasiado feo no tiene límites. La mujer consideraba que los ojos del animal hacían que tuviera un aspecto desagradable y por eso se animó a operarlo.

La dueña del felino ha sido acusada de maltrato animal y se ha convertido en el centro de las críticas. Según informa Mirror, los veterinarios realizaron una intervención de 'doble párpado' para que el animal tuviera los ojos más grandes. La operación consistió en hacer un corte en los párpados.

Este medio recoge declaraciones de trabajadores del centro en el que se operó al animal. Desde las instalaciones aseguran que, a pesar de lo impactante, en realidad no se trata de un caso aislado.

La Televisión Jiangsu se ha hecho eco de lo ocurrido, que ha generado gran polémica en China.

Imagen de un gato intervenido en una cirugía estética | Jiangsu