Una mujer ha denunciado el calvario que sufrió durante seis años y que, aún hoy, le repercute en crisis de ansiedad y depresión. La mujer acudió en numerosas ocasiones a un dentista de Cádiz por el fracaso de los implantes que le habían puesto.

Entre infecciones y deterioros, muchos de los implantes acabaron por romperse y tuvieron que volverle a colocar las prótesis en dolorosos procesos que incluso acababan lesionándola, según informa el 'Diario de Cádiz'.

Pero el coste no era solo moral. Tras numerosas incidencias que le habían costado un cómputo de 12.000 euros repartidos en 80 visitas al dentista, en agosto de 2016, la clínica le comunica que "no se hace cargo de más reparaciones" por el fin de su garantía, por lo que, tras acudir a otra clínica le ofrecen un presupuesto de más de 50.000 euros.

La mujer ya ha denunciado a diez dentistas a los que ha acusado de estafa e imprudencia después de que el costoso y largo proceso le provocara candidiasis oral crónica, lesiones en la cavidad oral, depresión y ansiedad por "destrozarle la boca", según ha aquejado ella misma en la denuncia.

La boca de la mujer después de que le colocaran las prótesis | Diario de Cádiz

La mandíbula inferior de la mujer tras el tratamiento | Diario de Cádiz