Tres personas han fallecido y otras siete han resultado heridas, una de ellas de gravedad, en el incendio de una vivienda que se ha declarado esta madrugada en Santa Coloma de Gramenent (Barcelona). Según ha informado el Ayuntamiento de la localidad, la vivienda, de tres plantas, está situada en el número 23 de la calle de San Joaquín. Los Bomberos de la Generalitat ya han extinguido las llamas y se ha activado el servicio de atención social CUESB para atender a los vecinos y vecinas del inmueble.

En un comunicado, el cuerpo de Bomberos ha explicado que de momento se desconcen las causas de un incendio "que afectaba a la sala de contadores del edificio, en la planta baja, así como también a la segunda planta". De forma más precisa, han indicado que "en el rellano del primer piso se ha localizado el cuerpo sin vida de una persona. Más arriba, en el rellano de la segunda planta, se ha localizado a la segunda víctima mortal. La tercera persona sin vida se ha localizado dentro de la vivienda afectada".

"En la parte posterior de este mismo piso, han encontrado a una mujer con quemaduras en el cuerpo, que ha sido extraída de la vivienda y transferida al personal sanitario de Bomberos y del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), que la ha evacuado en estado crítico en el Hospital Vall d'Hebron", ha continuado detallando en un comunicado el cuerpo de emergencias, que ha señalado además que "el incendio ha quedado totalmente apagado a las 04:53 horas".

A partir de ese momento, los Bomberos de la Generalitat "han comenzado a ventilar el bloque y a revisar el edificio", descartándose cualquier "afectación estructural a causa del fuego": "En paralelo, se han activado las compañías de servicios para que inspeccionen el estado de las instalaciones. Como medida preventiva, se ha cortado el suministro eléctrico y gas de todo el edificio". Por su parte, el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramanet ha lamentado la muerte de estas tres personas en el incendio.

También desde el consistorio han incidido en que "en un primer momento parece que el edificio de tres plantas no ha sufrido daños estructurales". Asimismo, ha explicado que desde el ayuntamiento ponen "a disposición de las víctimas y vecinos y vecinas afectadas todos los medios que necesiten frente a las graves consecuencias del incendio".

Fuentes próximas a la investigación consultadas por laSexta han indicado que la convivencia en ese inmueble, en el que residían seis personas sufragadas por Bienestar Social tras un acuerdo por la inmobiliaria, era "tremendamente conflictiva". Hasta el punto de que el pasado sábado, los Mossos d'Esquadra tuvieron que intervenir por una pelea a cuchilladas que se saldó con dos detenidos. Además, las denuncias de los vecinos son constantes por suciedad, música alta y otros altercados varios.