Un turista holandés de 31 años fallecía este jueves tras golpearse contra las rocas al lanzarse al mar desde un acantilado en los islotes de las Islas Malgrats, en el municipio mallorquín de Calvià.

El incidente ocurrió este jueves hacia las 13:45 horas en la citada zona rocosa de la costa, según el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU 061).

Una mujer y su hijo presenciaron la caída desde una barca alquilada y avisaron de lo sucedido a los servicios de emergencia. Según el 'Diario de Mallorca', se trataba de la pareja del fallecido, que grabó la mortal caída.

El cuerpo del joven fue localizado posteriormente por el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil en el fondo de mar. Además de los GEAS, también participaron en las tareas de búsqueda un helicóptero, una embarcación y el servicio marítimo de la Guardia Civil.

Dos trágicas caídas de turistas en un día

El trágico suceso el producía el mismo día en que otro turista, británico y de 34 años, murió tras caer desde un séptimo piso de un hotel de Magaluf, también en Mallorca. Al parecer el joven estaba ebrio y perdió el equilibrio cuando se balanceaba por la parte exterior del balcón, cayendo desde más de 15 metros de altura.

La estremecedora escena fue grabada por testigos, tal y como puede verse en el vídeo bajo estas líneas, si bien advertimos de la dureza de las imágenes: