Instantes antes de que una madre entrara con su hija de dos años a un edificio, un aparato de aire acondicionado se desprendió de su soporte, se precipitó al vació y acabó impactando contra la niña dejándola gravemente herida.

El aire acondicionado se encontraba junto a la ventana de un octavo piso, según ha informado CTV News Toronto.

A través de su cuenta de Twitter, la Policía de Toronto, donde han ocurrido los hechos, ha confirmado la muerte de la pequeña.

 

"Escuché gritos y corrí hacia mi balcón, miré hacia abajo y pude ver a la madre intentando reanimar a su hija", ha contado una testigo de la tragedia a CTV News Toronto.

A pesar de que la pequeña fue trasladad inmediatamente a urgencias en estado crítico, los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida y acabó muriendo poco después.

A través de un comunicado, la compañía encargada de la instalación del aire acondicionado ha mostrado su consternación y ha asegurado que está "profundamente" entristecida. "Tomaremos las medidas apropiadas", han añadido.

La Policía sigue con la investigación para tratar de esclarecer todos los hechos y, por el momento, la familia de la niña no ha presentado denuncia.