Estados Unidos quedó conmocionada el pasado mes de octubre cuando conoció que un bebé de siete meses falleció, supuestamente, por desnutrición. Meses después, su madre ha declarado en una entrevista concedida al diario estadounidense 'New York Post' que la víctima estaba sometida a una estricta dieta vegana, justificando su decisión en los criterios que, según advirtió, se establecían en la Biblia.

En ese mismo encuentro, la mujer, que se identificó únicamente como Carla, de 28 años, concretó el porqué de ese régimen tan estricto para el pequeño Kameri Garriques, a quien la Policía halló inconsciente y en un estado muy débil tras recibir una llamada al 911, según informó el Departamento de Policía de Nueva York. "Vegano significa todo lo que hay en esta Biblia", apuntó al tiempo que reconocía que no deseaba que su hijo fuera "un niño gordo".

Poco después, según ha explicado 'New York Post', la Oficina del Médico Forense confirmó que se trataba de un caso de homicidio por las sospechas de desnutrición sobre Kameri. Carla, que tiene tres hijos más, no ha sido acusada de manera formal pero, según fuentes policiales, ya ha sido sometida a varios interrogatorios. "Fueron 15 policías en mi contra", denunció la madre en la entrevista, asegurando que se llevaron a su hija "en noviembre, una semana después" de lo sucedido con Kameri.

"Traté de escapar y se llevaron a mi hija porque creían que mi hija estaba en riesgo porque mi hijo murió", declaró la mujer, que añadió: "¿Por qué están tratando de cuestionar lo que hace Dios?". Pero la Biblia no fue el único recurso que utilizó Carla para justificar el régimen de alimentación de su hijo, apuntando que este "no fue alimentado con tonterías" ni con "fórmulas químicas".

En esta línea, la mujer también reconoció que nunca había vacunado a Kameri contra enfermedades infantiles. El caso está siendo investigando por las autoridades; entre ellos, por la Administración de Servicios para Niños, una agencia gubernamental que protege y promueve la seguridad y el bienestar de los niños y las familias de Nueva York: "Nuestra prioridad es proteger la seguridad y el bienestar de todos los niños en la ciudad. Estamos investigando este caso con la policía de Nueva York y hemos tomado medidas para garantizar la seguridad del otro niño en este hogar ".