Una mujer ha muerto por coronavirus en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla días después de dar a luz a un bebé que se encuentra bien y no presenta ningún problema de salud.

Así lo han confirmado fuentes del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y ha adelantado el diario 'ABC', que ha precisado que la mujer falleció a causa de un tromboembolismo pulmonar masivo, una de las patologías que está produciendo la variante Delta del COVID-19, y que no estaba vacunada.

La viceconsejera de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Catalina García, indicó el pasado sábado en declaraciones a lo medios que hasta esa fecha, Andalucía registraba 44 embarazadas con coronavirus ingresadas en diversos hospitales de la región, una de ellas con la pauta completa de la vacuna, siete con una dosis y el resto, 36, sin ninguna dosis, de las cuales siete estaban en una unidad de cuidados intensivos (UCI).

García afirmó que con estas cifras "los datos avalan que es importante que las embarazadas o mujeres que quieren quedarse en los próximos meses se vacunen".

Desde el Ministerio de Sanidad vienen llamando desde hace un tiempo a que las embarazadas se vacunen porque suponen un grupo de riesgo frente a esta enfermedad. Las autoridades sanitarias han destacado varios estudios avalan la inoculación de la vacuna contra el coronavirus, asegurando que los riesgos no son superiores a los de cualquier otro paciente.