Una niña de seis meses ha fallecido a bordo del Open Arms a consecuencia de un naufragio en el Mediterráneo Central, en el que han perdido la vida otras cinco personas.

Según ha informado la ONG, la pequeña fue rescatada en un estado crítico y se solicitó su evacuación urgente. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos del equipo médico, acabó falleciendo en el buque.

Durante este naufragio, también fallecieron cinco personas en el mar y otras 111 fueron rescatadas después de que cediera el suelo de la patera, según ha explicado Oscar Camps.

 

La barca llevaba desde el martes a la deriva y, tras horas de búsqueda, la organización logró dar con ella. Durante el rescate, el suelo de la patera cedió y todos sus ocupantes cayeron al mar, entre ellos niños y bebés.

"Somos un grupo de voluntarios con un viejo barco y aunque la entrega es grande, solos en el mar no podemos contener la tragedia del Mediterráneo", ha recordado en redes sociales el fundador de la organización, solicitando "corredores humanitarios ya".

Horas después de esta tragedia, y tras no lograr salvar la vida de la pequeña de seis meses, el buque de Open Arms tuvo que dirigirse a otro naufragio para rescatar a 64 personas que se encontraban a la deriva.