Las Fuerzas de Seguridad están investigando la aparición de los cuerpos sin vida de un hombre de 85 años y su hija, de 53, en el domicilio del primero en el barrio de Las Cruces en Motril, en la costa de Granada, en la noche de este pasado lunes, después de que, al parecer, a ella le diera un infarto después de que muriera el progenitor cuando tomaba una medicación.

Sobre las 22:40 horas los servicios sanitarios solicitaron la activación del protocolo judicial al hallar los dos cadáveres, tras ser avisados por la mujer del padre y madre de la segunda fallecida, ante lo cual Emergencias dio aviso a Policía Nacional y Policía Local de Motril.

Al parecer, y a la espera del resultado de las autopsias, según han informado fuentes del caso, todo apunta a que fueron muertes naturales ya que el mayor sufrió un problema al estar tomando una medicación, y, ante esta situación, a la hija le dio un infarto y falleció.

Según ha adelantado este martes el diario 'Ideal', la mujer del fallecido avisó a los servicios sanitarios y a su hija cuando vio que a su marido le estaba dando un ataque al corazón.

Cuando al domicilio llegó la hija, ésta habría sufrido un infarto al ver la situación, y, a su llegada, los servicios sanitarios tampoco pudieron hacer nada por salvar su vida.