Los Mossos D'Esquadra desalojaron la pasada noche un nuevo campamento de asistentes a la fiesta 'rave' de Llinars del Vallès, en Barcelona. Según explican fuentes de los Mossos se trata de nuevo campamento conformado por siete caravanas que tras ser desalojadas de Llinars, decidieron trasladarse hasta el municipio cercano de Dosrius.

En el entorno de la nave en la que se celebraba la fiesta 'rave' llegaron a concentrarse unos 200 vehículos, muchos de ellos con matrícula extranjera. El improvisado campamento, del que alertaron los vecinos de la zona, se estableció concretamente en el entorno del Pou de Glaç, en el paraje de Canyamars, en el municipio de Dosrius. Las citadas fuentes han indicado que este domingo no constan nuevos asentamientos en la zona de desalojados de Llinars.