Los Mossos d'Esquadra han denunciado a 16 participantes en una fiesta ilegal en la que han intervenido esta pasada madrugada en una nave de la Zona Franca, en el distrito de Sants-Montjuic de Barcelona.

De los 16 denunciados, los Mossos han detenido a uno de ellos, pero no por nada vinculado a la fiesta sino porque al identificarle han comprobado que tenía un requerimiento judicial vigente.

Los 16 participantes en la fiesta ilegal han sido denunciados por incumplimiento de las medidas sanitarias, entre ellos por saltarse el toque de queda nocturno e ir sin mascarilla.

 

Tras la polémica rave de Llinars

Esta actuación llega pocos días después de la polémica rave organizada en Llinars del Vallès, en la que los participantes estuvieron durante 40 horas de macrofiesta, no es considerada por los Mossos d'Esquadra como un delito contra la salud pública. laSexta ha tenido acceso al atestado policial y se prevé que los organizadores podrían enfrentarse a multas de hasta 600.00 euros y los participantes a sanciones de 3.000 euros.

Sin embargo, no era la primera vez que se hacía ya que desde hace años cada Nochevieja la fiesta se repite. Pero ni ese hecho, conocido por las autoridades, ni el movimiento de caravanas los días previos sirvió para detener esta fiesta ilegal en la que había gente de toda Europa.

En total, cerca de 300 personas, franceses, italianos y españoles, pasaron varios días dentro de la nave sin mascarillas ni distancia de seguridad. Tampoco respetaron el toque de queda ni ninguna otra prevención contra el coronavirus.