¿Cuántas tortillas merecen un monumento? Por llevar pimiento, por no llevarlo; por derretirse por dentro o por aguantar estoica entre panes hasta el mediodía. El concurso lo ganarían una de nuestras madres si cambiaran la sartén por el pincel, pero el homenaje es a la primera tortilla de patatas documentada por primera vez en la historia en Villanueva de la Serena.

Según un investigador del CSIC, que ha encontrado en una carta sobre el "pan de patatas", fechado en La Serena en 1798, donde se menciona por primera vez. Tomen nota de la receta. Se necesitan: tres libras de patata, de las finas pajizas, lavadas, mondadas, deshechas y desleída la sal y la levadura en agua. También, dos libras de harina en trigo buena y luego freír en aceite.

Según el documento, todas las señoras votaron que "de esta masa, si se mezclaba con huevo, se haría la mas excelente fruta de sartén". Sin huevo en su origen porque se pretendía conseguir un pan para la gente más pobre, de harina y patata. Así costaba cinco cuartos menos que el pan hecho exclusivamente con harina de trigo.

"Establece un único premio de 3.000 euros para el ganador de la idea", explica Mónica Calurano, concejala de Cultura de Villanueva de la Serena. Que cueste levantarlo como máximo 17.000 euros y que promueva que su origen esté en Villanueva de la Serena. Si queda exótico, diremos que el monumento está deconstruido. Hasta el 15 de mayo reciben proyectos y ya sólo queda una duda: el monumento con o sin cebolla.