España ya está prevenida frente al coronavirus. "Quiero lanzar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía en el sentido de que España está preparada para hacer frente a esta situación", ha asegurado Salvador Illa, ministro de Sanidad.

El Ministerio de Sanidad tiene activado un procedimiento de actuación frente a posibles casos de infección.

"Son síntomas bastante comunes a otras infecciones respiratorias como la fiebre, la tos y la dificultad para respirar", ha explicado Isabel Sola, investigadora del CSIC.

Toda persona con un cuadro similar, pero agudo, además de quienes hayan viajado a China en los 14 días previos al inicio de los síntomas o quienes hayan estado en contacto estrecho con algún caso confirmado, serán pacientes objeto de estudio.

"No nos debe extrañar ni preocupar el incremento de casos. Tenemos más capacidad diagnóstica y sabemos que tarda hasta 14 días", ha destacado María José Pereira, jefa del servicio de Medicina Preventiva CHUAC.

Según las recomendaciones mínimas establecidas por Sanidad, cualquier paciente sospechoso deberá separarse del resto. Se le pondrá mascarilla y será conducido inmediatamente a una zona de aislamiento.

El personal sanitario o quien acceda a esa zona será identificado y deberá portar un equipo de protección individual que incluya bata impermeable, mascarilla, guantes y protección ocular.

De realizarse algún traslado, la ambulancia tendrá que estar especialmente preparada con la cabina del conductor separada y se desinfectará una vez finalizado el transporte.

"Es un problema que la OMS considera localizado con una potencial capacidad de internacionalizarse y, por eso, tenemos que estar todos muy pendientes y muy vigilantes", ha añadido Pereira.

A España no ha llegado, aunque investigan un posible caso en Bizkaia e insisten: la Sanidad pública está preparada.