El fármaco para dejar de fumar 'Champix' (vareniclina) se empezará a financiar bajo el Sistema Nacional de Salud (SNS) a partir del próximo 1 de enero. Costará entre 80 y 86 euros, según el tipo de tratamiento, y sólo podrá ser recetado una vez al año.

La Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos ha fijado el precio que ahora tendrá que ser respaldado por la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia. Si se cumplen las condiciones iniciales fijadas por la Comisión, 'Champix' se podrá obtener a 86,48 euros, 80,07 euros o 83,28 euros, en función de los compuestos y cantidades

Como ocurre en el resto de medicamentos, su precio se revisará anualmente para "asegurar que se encuentran en los parámetros establecidos legalmente, y en caso contrario, proceder a su adecuación mediante la rebaja correspondiente".

Requisitos para acceder al tratamiento

La Comisión también ha fijado una serie de requisitos para poder acceder a estos fármacos: los pacientes deben tener "motivación expresa" de dejar de fumar, con al menos un intento de cesación tabáquica "que se pueda constatar" en el último año; solo estará disponible para personas que fumen 10 cigarrillos o más al día, y que tengan un nivel de dependencia nivel 7 calificado por el test de Fagerström; y deberán estar incluidos en un programa de apoyo contra el tabaco implementado en su comunidad autónoma, INGESA o mutua.

Cada prescripción se realizará por un envase, lo que equivale a un mes de tratamiento. Antes de la siguiente receta, los médicos valorarán la evolución de la efectividad del tratamiento.

¿Cómo es el tratamiento?

El tratamiento consiste en una pastilla que disminuye el síndrome de abstinencia y bloquea los efectos placenteros que produce el tabaco en el cerebro. Dura tres meses, pero según los resultados de los estudios científicos que se hicieron antes de aprobarlo, a las cuatro semanas de tratamiento las probabilidades de dejar de fumar se multiplican por dos; a las ocho semanas, por cinco; y 12 semanas multiplica por 11 las posibilidades de dejar de fumar con éxito.

Puede tener efectos adversos, sobre todo problemas gastrointestinales. Hay que tener especial atención si eres un paciente con una patología cardiovascular. Consulta aquí los efectos secundarios que puede tener el fármaco.

En Navarra y Cataluña se ha subvencionado con programas piloto este tipo de tratamiento con resultados muy esperanzadores porque, atención, el tabaco provoca 50.000 muertes al año.