Las autoridades de Medellín han pedido la deportación de un holandés por pasear con una mujer sin ropa mientras la sujetaba con una cadena en una zona turística de la ciudad. Una escena que ha dado la vuelta al mundo.

"Estamos pidiendo a Migración que expulse al holandés que vino a dañar la imagen a Medellín y a maltratar a las mujeres, ha señalado en un vídeo el alcalde de la ciudad, Daniel Quintero.

La mujer, que solo vestía lencería negra, llevaba una cadena atada a su cuello que sostenía el ciudadano holandés mientras se paseaban el viernes pasado en el barrio Provenza, una zona muy visitada en el exclusivo sector de El Poblado. Como así se aprecia en las imágenes que grabaron los allí presentes:

 

Comerciantes de la zona rosa de Medellín también han mostrado su rechazo a esta escena y han destacado que ese tipo de comportamientos daña la imagen de la ciudad y afecta al turismo, un sector muy golpeado por la crisis de la pandemia.

Por su parte, la Policía ha informado de que la mujer ha sido multada por "realizar actos sexuales o de exhibicionismo que generen molestia a la comunidad".