El Seprona de la Guardia Civil está investigando el hallazgo del cadáver de un lince ibérico. Los restos del animal fueron encontrados en el campo, dentro del término municipal de Villafranca de Córdoba.

Según denuncia Pacma en redes sociales, el cadáver del animal presentaba varios disparos de escopeta de caza. El animal portaba uno de los radiotransmisores con los que se localizan permanentemente la presencia de los linces, lo que facilitó su hallazgo. Se trata de un ejemplar macho llamado Gael.

 

Fuentes de la Benemérita apuntan que su cuerpo ha sido trasladado al Centro de Análisis y Diagnóstico (CAD) de la Fauna Silvestre de la Junta de Andalucía, en Málaga, donde se le practicará la necropsia. Así pues, una vez se tengan los resultados, la Guardia Civil avanzará enfocará la investigación en base a ellos.

Este caso no es una excepción. El año pasado ya encontraron a otro lince ibérico asesinado en la provincia de Córdoba. Su nombre era Marvel y presentaba el impacto de 300 perdigones en su cuerpo. Este tipo de delito puede suponer a su autor penas de entre 6 y 18 meses de cárcel, tras la última reforma del Código Penal.